Es fundamental cambiar nuestra forma de pensar, nuestros hábitos para bajar de peso y sobre todo para mantenernos. Por eso es tan importante ese cambio desde dentro. La puerta del cambio solo se abre desde dentro.

Además de querer hay que creer en que eso pueda pasar. Creer es necesario para abrir tu mente a generar el cambio. Si no crees que ese cambio sea posible, la mente se cierra y todo lo que llega para ayudarte rebota y se va, porque tu mente se cierra y nada puede penetrar.

Y hay que creer independientemente de las experiencias anteriores porque a veces nos instalamos en el “ya lo he intentado y no he podido” porque eso es como una sentencia que cierra la mente a creer en el cambio.

Creer independientemente de la edad, siempre estamos en la edad ideal para cambiar si abrimos la mente a ello.

Creer independientemente de lo que pueda llegar pensar los demás sobre tu adelgazamiento. Lo que pueda pensar tu familia, tu pareja, tus amigos porque una cosa es lo que te digan y otra lo que tú hagas con eso de te dicen.

Creer independientemente de los que nos dice nuestro “diablo interno” cuando nos grita “esta semana no has adelgazado nada”. Tener el valor de decirle “tu calla!” y seguir abriendo la mente creyendo que ese cambio ya empezó…

La vida funciona con la ley de las creencias porque creer es crear.

La mente no distingue entre lo real y lo imaginario (por ejemplo si te imaginas comiendo tu plato favorito, el proceso digestivo empieza y comienzas a salivar, o si imaginamos una fantasía sexual, nuestro cuerpo responde…)

Por eso importa más aquello que elijamos pensar que lo que realmente está pasando.

El cuerpo cree  lo que le dice la mente, por eso la nutrición mental es más importante que la física.

Nutrir a mi mente para cambiar.

Si todo esto te resuena pero no sabes por dónde empezar, llámanos al teléfono 658359117 o contacta a través de Info@universosalud.es