Cada persona es libre para crear su propia realidad, de manera que uno puede vivir en armonía con el entorno, los demás y lo que es más importante con uno mismo o por el contrario luchar contra el medio, los demás y consigo mismo.

También es verdad que poseemos unas memorias muy sabias en nuestro interior. Es eso que llamamos intuición y que proviene de no se sabe bien donde…del alma? Estas memorias son las que tienen la clave del camino por el que debemos transitar, de las decisiones justas, de lo que nos beneficia y de lo que nos hace felices

.¡ Pero la que decide es la mente !

¿Alguna vez que te han propuesto hacer algo y has empezado a sentir en tu interior como unas mariposas de alegría? Después pasas esa propuesta a la mente y esta te dice que eso es ridículo, que no tiene sentido, que ¿para qué? ¡ Y acabas no haciéndolo!

O lo contrario te sugieren una actividad que solo con nombrarla ya se te encoje el estomago (tu cuerpo responde a tus emociones que si están conectadas con esas memorias y te está diciendo que eso no va contigo), pero lo pasas a la mente y esta te dice que eso es estupendo porque tiene futuro, que esta socialmente muy bien reconocido, que ganaras dinero… ¡Y acabas haciéndolo!

Has de tener algo muy claro:

Tus emociones nunca te engañan ¡ Lo que sientes, lo sientes de verdad, es real !

En cambio tu mente elabora pensamientos, influidos por factores externos de todo tipo (educativos, sociales, culturales, …)y en esa elaboración, desconectada de lo que tú “sientes” realmente, si puede engañarte.

Pero en cualquier caso, la mente es la que manda en la realidad porque es la que decide. ¡El juego de la vida es ir convenciendo a la mente!

Cuando logras el equilibrio entre la mente y esas memorias (intuición) que siempre eligen el camino del amor y la armonía, se producen oportunidades felices para que la persona avance…

Cuando por el contrario se vive solo en la mente desoyendo esas valiosas señales de nuestro interior, las cosas se complican para que te des cuenta de que ese no es tu camino.

Nuestra mente es muy valiosa, pero hemos de aprender a dar valor también a otras funciones que poseemos y enseñarle a respetarlas. Para eso es ideal contar con terapias como la relajación hipnótica que nos facilita la expansión de conciencia y el acceso a esas memorias tan sabias y que tanto nos pueden ayudar en momentos difíciles de bloqueo, depresión, angustia, duelo, separación, adicción…

Para más información llama al teléfono 658359117 o envía un mail a Info@universosalud.es

X