¡Vive y se feliz!

¡Vive y se feliz!

¿La “perfección”,  el “fracaso” existen realmente?

Nos educan diciéndonos que nos esforcemos por conseguir la perfección. ¿Cómo podemos conseguir algo tan confuso? Todo está en continuo movimiento, en continuo cambio. ¿Cómo puedes alcanzarla cuando la perfección esta precisamente en ese perpetuo y maravilloso movimiento de cambio?

Somos seres eternos y a lo largo de toda nuestra vida en cuerpos de carbono y dentro de esta realidad dual de la tercera dimensión en la que estamos inmersos, resulta que contemplamos algo que llamamos “fracaso” cuando las cosas no salen “perfectas” como lo planeamos, sin embargo hemos de empezar a entender que el único error que podemos cometer en la vida, el único “fracaso” es limitar nuestra experiencia de vida con el miedo y no intentarlo.

Hemos de tomar consciencia y aceptar que detrás de toda situación existe una inmensa sabiduría. La pregunta no es ¿Por qué me pasa esto, que he hecho mal? Sino ¿Para qué se ha producido esta situación, que debo aprender?

¡Solo será un “fracaso” si yo así lo creo!

En realidad lo que llamamos fracaso es una gran oportunidad para empezar de nuevo con más inteligencia.

Estamos  aquí para conciliar la sabiduría y aplicarla en nuestra vida y experimentar todo lo que nuestra alma necesite para poder realizarse en la sabiduría. Y para eso, debemos eliminar de nuestro ser toda creencia dogmática, toda práctica ritualista, y ser ilimitado en nuestros procesos de pensamiento. Si deseamos libertad de expresión ilimitada, un cuerpo sano,  la paz y la alegría de ser; hemos de saber que la vida que estamos viviendo es completamente ilimitada. Cuando sepamos eso, en eso nos convertiremos; porque cualquier cosa que deseemos y cualquier cosa que aceptemos como verdad en nuestro ser, así será. Esta es la única ley que necesitamos aceptar.

Vive y sé feliz. Ese es el camino que te lleva directo a la sabiduría del creador. Pues cuanto más feliz y dichoso seas dentro de tu precioso y divino ser, más cerca estarás de alcanzar la  armonía con toda la vida.

Texto inspirado en el libro blanco de Rathma.

La libertad pertenece a la mente

La libertad pertenece a la mente

Cada persona es libre para crear su propia realidad, de manera que uno puede vivir en armonía con el entorno, los demás y lo que es más importante con uno mismo o por el contrario luchar contra el medio, los demás y consigo mismo.

También es verdad que poseemos unas memorias muy sabias en nuestro interior. Es eso que llamamos intuición y que proviene de no se sabe bien donde…del alma? Estas memorias son las que tienen la clave del camino por el que debemos transitar, de las decisiones justas, de lo que nos beneficia y de lo que nos hace felices

.¡ Pero la que decide es la mente !

¿Alguna vez que te han propuesto hacer algo y has empezado a sentir en tu interior como unas mariposas de alegría? Después pasas esa propuesta a la mente y esta te dice que eso es ridículo, que no tiene sentido, que ¿para qué? ¡ Y acabas no haciéndolo!

O lo contrario te sugieren una actividad que solo con nombrarla ya se te encoje el estomago (tu cuerpo responde a tus emociones que si están conectadas con esas memorias y te está diciendo que eso no va contigo), pero lo pasas a la mente y esta te dice que eso es estupendo porque tiene futuro, que esta socialmente muy bien reconocido, que ganaras dinero… ¡Y acabas haciéndolo!

Has de tener algo muy claro:

Tus emociones nunca te engañan ¡ Lo que sientes, lo sientes de verdad, es real !

En cambio tu mente elabora pensamientos, influidos por factores externos de todo tipo (educativos, sociales, culturales, …)y en esa elaboración, desconectada de lo que tú “sientes” realmente, si puede engañarte.

Pero en cualquier caso, la mente es la que manda en la realidad porque es la que decide. ¡El juego de la vida es ir convenciendo a la mente!

Cuando logras el equilibrio entre la mente y esas memorias (intuición) que siempre eligen el camino del amor y la armonía, se producen oportunidades felices para que la persona avance…

Cuando por el contrario se vive solo en la mente desoyendo esas valiosas señales de nuestro interior, las cosas se complican para que te des cuenta de que ese no es tu camino.

Nuestra mente es muy valiosa, pero hemos de aprender a dar valor también a otras funciones que poseemos y enseñarle a respetarlas. Para eso es ideal contar con terapias como la relajación hipnótica que nos facilita la expansión de conciencia y el acceso a esas memorias tan sabias y que tanto nos pueden ayudar en momentos difíciles de bloqueo, depresión, angustia, duelo, separación, adicción…

Para más información llama al teléfono 658359117 o envía un mail a Info@universosalud.es

Refuerza tu voluntad con Hipnosis

Refuerza tu voluntad con Hipnosis

Cuando acudes a la consulta del médico o de un terapeuta es porque el camino por el que estas llevando tu vida, te conduce al estado poco agradable o incluso desagradable en el que te encuentras (dolor físico o emocional, sobrepeso, adicciones,…).

¡Está claro que no lo estás haciendo bien, sino no buscarías ayuda!

Ahora bien, esta persona a la que vas en busca de ayuda te va a enseñar que hay otro camino que es el adecuado y que si lo sigues, tu vida mejorara. Pero está claro que este profesional te está enseñando que existen otras formas de vivir, pero que eres tú y solo tú el que tiene el poder de vivir de una manera saludable o seguir como estabas y por supuesto sin mejorar nada.

Evidentemente cambiar de hábitos no es una tarea fácil, pero si enfocamos nuestra voluntad en ello, podemos conseguirlo, aunque siempre nos sentiremos atraídos por nuestra zona de confort (que casi siempre es la menos confortable), pero que es la que conocemos porque es lo que hemos hecho toda la vida….

¡Y por eso estamos como estamos!

Nadie puede “sanarnos” si nosotros no queremos. Tenemos que hacernos responsables de nuestra salud. No importa a que especialista, terapeuta, eminencia hayamos acudido, porque de todo lo que nos recomiende, somos nosotros los que tenemos el poder de llevarlo a cabo. Somos nosotros los realmente poderosos con nuestras decisiones.

Cuando deseamos sinceramente cambiar, pero hay algo más allá de nuestra voluntad que nos lo impide. Ahí es donde interviene le efectividad de la hipnosis, desde ese lugar donde están todos esos hábitos aprendidos desde pequeños que hemos almacenado en nuestro inconsciente.

Ahí es donde la hipnosis nos ayuda a reforzar nuestra voluntad ya sea para deshacernos de una adicción como puede ser el tabaco, cambiar una forma de comer inadecuada que nos lleva a la obesidad (ver Banda Gástrica Virtual) o para ir al origen, en busca de respuestas para entender y sanar esas situaciones; ya sean de pareja, trabajo o cualquier otra faceta de nuestra vida que se repiten sin remedio, que no entendemos el porqué, pero que nos impiden llevar una vida plena y feliz (Terapia Regresiva).